Blog del Centro Excursionista de Cartagena

Que no te lo cuenten…. ¡VÍVELO!

¡QUÉ BUENO QUE VINISTE! La última excursión del año‏

en 1 enero 2013

La última excursión del año ha sido bonita y anecdótica.

Bonita como se aprecia en las fotos de Juani, de Julián Víctor del Pozo y mías.

Anecdótica porque la iniciamos 69 senderistas, un número guay, de los cuales nos quedamos a comer 44, y sólo 15 disfrutamos de la fiesta hasta las 8 de la tarde.

 

 
La próxima excursión será el domingo 13 de enero a Revolcadores.
En breve enviaremos el nuevo programa de actividades.

La crónica de Julio Parra, es todo un lujo.  Por ello enviamos esta segunda parte del QBQV.

Además de la crónica van enlaces a las excelentes fotografías de Julio y Fernándo Gutierrez.

 

DESCARGADOR – EL ESTRECHO – CABEZO DE SAN GINÉS – LOS NIETOS, 16,25 Km. 4 Horas, 53 minutos + 290,3 m. -425,0 m.

 

¡Viajeros al tren! No, no era el perezoso tren Chicharra, de la “The Cartahagena & Herrerías Steam Tramways”, no resoplaba su máquina alternativa de vapor, ni éramos afanados mineros que viajábamos desde la emblemática plaza del Almirante Bastarreche hacia las Cortas de Los Blancos, para buscar el sustento de nuestra familia. No, éramos unos senderistas del CEX, amigos todos, que nos disponíamos, en el penúltimo día del año, realizar aquello que más nos satisface, que más nos gusta, que más anhelamos, que es bueno para nuestra salud, que no cuesta, que está ahí, al alcance, con permiso de la salud, de cualquiera.

 

Siguiendo la trayectoria contraria de nuestra estrella, mientras nuestro satélite nos miraba desde el oeste,  la Feve nos transportaba, propulsados por el invento de Diésel, hacia la Sierra Minera. Mirando al sur, dejamos atrás el nuevo hospital en el que, cada una de sus más de 600 camas, seguro que albergaban distintas historias. Atravesamos la Media Legua y Vista Alegre para vislumbrar Sierra Gorda y el Cabezo de La Porpuz, a las puertas de la refinería de Escombreras. Pasamos La Esperanza, Alumbres y la ciudad minera y cantaora nos dio la bienvenida. Al pasar junto a su mercado, la catedral del cante, en el subconsciente, escuchábamos acordes de guitarra paseando por sus distintos trastes y la garganta desgarrada de una minera.

 

Estábamos en el Descargador, seguimos a Cristóbal hasta el primer repecho y, sólo llegar a la cumbre, la química funcionó. Nuestras retinas se embriagaron del azul del cielo y del verde de los campos, nuestro olfato percibió el perfume de la lavanda y el tomillo, nuestros tímpanos escuchaban el sonido del monte y el alquimista mezcló los líquidos. En nuestro hipotálamo, secuencias de aminoácidos comenzaron a fabricar respuestas emocionales y los pequeños péptidos, a través de la glándula pituitaria,  se descargaron a nuestro torrente sanguíneo produciendo, en este caso, ese bienestar que te transporta al nirvana, que hace que acabada la senda estés expectante del próximo día a realizar la siguiente.

 

En casi cinco horas recorrimos algo más de 16 kilómetros, para ascender unos 300 metros y bajar 425 hasta el nivel del mar. Lo más relevante la visita a la Mina Las Maltides y a la Mina Blanca. En el Estrecho de San Ginés hicimos un receso para tomar fuerzas. Impresionante el ascenso al Cabezo de San Ginés o Monte Miral, desde donde no existe mejor vista del Mar Menor. Desde arriba, mirando al noreste,  tocábamos La Manga, Cabo de Palos y las urbanizaciones de toda la costa. Por el sur, las Cortas de Los Blancos, playa de Calblanque, El Estrecho y El Llano del Beal en primer plano. Como cumbre relevante, majestuosa, La Peña del Águila y el Monte Sancti Spiritu, en cuya cumbre los aéreos – gigantes del Quijote no dejaron de girar.

 

Para no ser tedioso y no usar más de una página, no describo el resto de la senda, mira las fotos. Bajamos en dirección al Monasterio de San Ginés de la Jara y bordeando la finca Lo Poyo, recorrimos las salinas hasta entrar en Los Nietos. Por su paseo marítimo llegamos a su club náutico. Allí era la vianda y posterior baile para despedir el año. Otros, menos afortunados, volvimos a subir al Feve de regreso a la Milenaria. Las Puertas de San José y la Muralla Púnica nos dejaron pasar.

Saludos,

 

Julio.

 

Feliz año nuevo

Cristóbal Mendoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: